3 Buenos escenarios para tomar un crédito personal en el 2021

A diferencia de otros tipo de créditos o préstamos, un crédito personal lo puedes utilizar para lo que quieras y las mejores opciones te ofrecen intereses que hacen que un crédito sea una excelente alternativa. Si bien la versatilidad y los intereses bajos que se nos ofrecen pueden ser considerados como ventajas, hay que tener en cuenta que no siempre es el camino a seguir.
Hay muchas listas y opiniones de todos los escenarios factibles para tomar un crédito, pero tanta información puede ser abrumadora y finalmente termine siendo algo opuesto a una ayuda. Con nuestros amigos de yotepresto.com hemos recopilado solo tres mejores escenarios para pedir un crédito personal. Es mejor mantenerlo simple y preciso.

1. Cuándo te permite consolidar un deuda existente a un interés más bajo

La consolidación de deudas es una de las razones más populares para obtener un crédito personal, y es un por una muy buena razón. Los consumidores normalmente usan créditos personales para consolidar las deudas de sus tarjetas de crédito, por ejemplo, pero también puedes usarlo para pagar otras deudas que ya tengas con altos intereses.
Funciona de esta manera: buscas un crédito personal que te ofrezca el monto total de la deuda que ya posees. Después de la aprobación pagas todas las deudas que tengas.
Ahora solo tienes que hacer un pago mensual en lugar de muchos, y ya empiezas a ahorrar dinero en intereses. Las condiciones del crédito también te indican el período de tiempo en el que debes saldar el préstamo. Eso te ayuda a tener un mayor control sobre deudas rotativas que tenías antes, como la tarjeta de crédito.
Si tienes pensado en consolidar tu deuda, asegúrate de que el dinero que vas a ahorrar es mayor a los intereses que tienes que pagar por el nuevo crédito que estas tomando.

2. Cuando usas un crédito para ganar más dinero

A veces se presentan oportunidades donde tienes que gastar dinero para multiplicarlo, pero simplemente no tienes el dinero. En ese caso, un crédito puede ser una alternativa inteligente. Estos son algunos ejemplos:
  • Para financiar la expansión de tu negocio y así obtener mayores ganancias.
  • Para pagar la remodelación de tu casa y finalmente subirá su valor.
  • Para tomar algun estudio o curso que impulse tu carrera.
Obviamente estas tomando un riesgo calculado, y existe la pequeña posibilidad de que pierdas dinero. Expansiones de negocios no siempre salen como se espera, las remodelaciones no siempre aumentan tanto el valor de la propiedad, y los estudios no siempre llevan a mejores oportunidades laborales.
Dicho esto, es muy importante que te tomes el tiempo de calcular la probabilidad de lograr lo que esperas, y en ese caso un crédito personal es una vía muy factible.

3. Cuando tienes una emergencia que debes pagar en seguida

Puede que te encuentres en una situación donde no tienes el dinero suficiente para solventar el pago de una emergencia, y si no lo haces pueden haber consecuencias no deseadas. Como por ejemplo:
  • Tu auto necesita necesita reparación costosa y urgente y es tu medio de transporte al trabajo, o incluso tu propio medio de trabajo.
  • Tienes una emergencia médica o una deuda médica existente que puede puede dañar tu record crediticio.
  • Tienes que hacer reparaciones importantes en tu casa para mantenerla en condiciones habitables.
Ciertamente un crédito personal no es la forma más óptima de saldar este tipo de cuentas, pero cuando la deuda o el gasto supera con creces tus capacidades de pago y no tienes más opciones, un crédito personal es una opción que podría sacarte de apuros sin muchos intereses.

¿Cómo sé cuándo es buen momento para solicitar un crédito personal?

La gente obtiene créditos para todo tipo de cosas, incluyendo vacaciones, dispositivos electrónicos de alta gama, incluso para celebraciones matrimoniales (incluso divorcios). Pero sólo porque exista esta libertad no quiere decir que debas ir corriendo a solicitar un crédito, es algo que no se debe tomar tan a la ligera.
Hay escenarios únicos y que varían de persona en persona de cuando tomar un crédito. Para subir las probabilidades de una decisión inteligente debes hacerte estas preguntas:
– ¿Ahorraré dinero consolidando mi deuda?
– ¿Es una oportunidad real para ganar más dinero del que tengo que pagar?
– ¿Es realmente un pago que no puede esperar?
Si tu respuesta fue positiva a alguna de estas tres preguntas, entonces puedes sentirte más seguro en tu decisión para tomar un crédito.
Shares

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

3 × one =

About the Author