Las 4 razones por las que estás desmotivado (y los antídotos para cada una)

Desmotivado

Ayer te inspiraba un cierto proyecto y hoy… ¿a dónde se ha ido tu energía? ¿Por qué ahora te sientes desmotivado? ¿Qué ha pasado con tu excitación, el entusiasmo y tu pasión por construir eso que amas?

Después de irse tu motivación, cuestionarte y las dudas sobre ti mismo te empienzan a hundir en aguas incluso más turbias.

¿Tú también has sentido esto alguna vez?

Quizás el problema es que no tenías verdadera pasión por lo que hacías desde el primer momento; quizás no eres suficientemente disciplinado y necesitas un pequeño empujón para seguir adelante.

A lo largo de los años, ayudando a otros emprendedores como tú a lanzar sus propios negocios, me he dado cuenta de que hay un puñado de razones por las que tu energía puede escaparse y sentirte desmotivado – y, así, no finalizar nunca lo que te has propuesto -.

Pero también hay varias formas de recuperar tu ánimo, volver a sentirte feliz, y lograr tus objetivos (como por ejemplo convertirte en un emprendedor exitoso).

Hoy en este artículo te voy a descubrir las cuatro razones principales por las que has perdido tus ganas de seguir con tu proyecto, y los cuatro antídotos con los que superar cada una de ellas.

 

 

 

Razón #1: Sólo quieres hacer feliz a otros

La razón aquí por la que estás desmotivado es básicamente porque la meta que te marcaste no es la tuya propia.

Esto suele sucederte porque sientes que necesitas impresionar a los demás. Así que eliges un objetivo que realmente no te importa A TI.

Puede que esto te funcione durante un tiempo, pero en algún punto del camino encontrarás un cierto desacuerdo con tu meta personal. Sentirás que ese objetivo es extraño para ti.

Comprobarás que no es algo que tú recuerdes que querías en el pasado. Y entonces vendrá la desmotivación y perderás las fuerzas para seguir.

El signo más claro para saber que tu objetivo no es tuyo – sino que lo has hecho por otras personas – es que no puedes describir claramente a otra persona por qué te importa lograrlo y por qué, a la vez, te sientes bien haciéndolo.

Es algo que sentirás en tu mente, pero no en tu corazón.

 

Desmotivado

 

El antídoto para superarlo
Elimina ese objetivo que te habías marcado y elige un camino basado en lo que TÚ QUIERAS y lo que TÚ HARÍAS si tuvieses cero obligaciones.

¿No quieres tener un empleo regular como te dicen tus padres y prefieres lanzar tu propio negocio? ¡Hazlo!

¿Quieres estudiar medicina en vez de derecho? ¡Es tu vida, no la de otros!

 

Razón #2: Siempre estás huyendo

Estás acostumbrado o acostumbrada a huir siempre de las cosas, incluso cuando éstas son generalmente buenas. No te has permitido seguir adelante para lograr algo bueno en tu vida.

Quizás el éxito es realmente lo que te asusta, no el fracaso.

Puede sorprenderte pero esto es muy común entre muchas personas, ¡y quizás esta sea la razón por la que tú estás desmotivado ahora!

Esto suele pasar con frecuencia entre los artistas, como los cantantes o los pintores: empiezan enfadados por algo que les ha sucedido, dolidos, deprimidos o, en algún modo, con una gran tristeza.

En el mundo de los negocios, por ejemplo, hay muchos emprendedores que inician sus proyectos porque están rabiosos con sus empleos, o decepcionados por la vida que llevan.

Pero según van trabajando poco a poco en los pasos para llevar ese proyecto adelante, esa rabia o esa pena va desapareciendo.

Cosechan una cierta cantidad de éxito, dejan de tener dificultades para sobrevivir, y su inspiración parece desaparecer.

Si este es tu motivo para estar desmotivado, en algún punto deberás aprender a estar inspirado para seguir adelante hacia el éxito y el placer, y no huir sólo del dolor o de las emociones negativas.

 

Desmotivado

 

El antídoto para superarlo
Expande tu mente, y permítete a ti mismo que las cosas sean buenas y a obtener el placer y disfrutar de ellas.

Deja de sabotearte a ti mismo o crea condiciones donde necesites escapar de esa pena o de esa situación de enojo para que surja tu motivación.

 

Razón #3: No tienes claro tu verdadero y profundo por qué

Puedes elegir cómodamente una meta que te emocione, y hacer todo lo posible por lograrla y tener una pasión realmente genuina por ella.

Pero si no tienes claro el POR QUÉ es importante para ti, puedes olvidarlo fácilmente y perder tu motivación sin apenas darte cuenta.

Así, te encontrarás a ti mismo preguntándote qué estás haciendo o si es el camino o la opción correcta para ti.

Cuando descubres el por qué de hacer lo que haces, y es un motivo profundo y que sientes de corazón, eres capaz de mantenerte centrado en lo que realmente te importa.

Las metas y los proyectos pueden cambiar, las expresiones de tu propósito pueden convertirse en otras, pero la idea y la esencia principal es siempre la misma.

Si te mantienes fiel a esta idea esencial, serás capaz de encontrar las oportunidades que se crucen en tu camino y adaptarlas para que casen perfectamente con tu principal objetivo.

 

Desmotivado

 

El antídoto para superarlo
Tómate algún tiempo para pasarlo en soledad y pregúntate a ti mismo qué es lo que DE VERDAD quieres en la vida.

Hazte preguntas sobre qué te gustaría hacer, cuál sería la verdadera esencia de ese proyecto que tienes, y cómo querrías que fuese tu vida con esa idea.

¿Qué es lo que quieres que la gente diga sobre ti cuando hayas muerto?

 

Razón #4: Eres horrible recordando por qué haces lo que haces

Aquí es donde tanto la disciplina como la práctica entran en juego. Ya has creado una visión de un proyecto que realmente te importa; uno que puedes realizar y te apasiona.

Sabes por qué lo haces y puedes describir a cualquiera ese motivo y lo mucho que deseas realizarlo.

Ahora es el turno de poner eso en práctica; mantente conectado a ese propósito y recuerda por qué lo haces TODOS LOS DÍAS.

Esta sin duda es la parte más difícil y la que requiere más trabajo.

 

Desmotivado

 

El antídoto para superarlo
Puedes acelerar y mejorar el recordarte por qué haces lo que haces creando recordatorios en el ambiente en que te muevas (tu casa, la oficina de tu negocio, etc.).

Si has decidido iniciar un negocio para darle una vida mejor a tu familia, coloca fotos de tus seres queridos para rememorar que eso lo haces por ellos.

Háblales a los demás de esto, y comprométete cada día a tomarte 10 minutos para pensar en tus propósitos y lo que conseguirás con ellos para conectar con tu inspiración original antes de iniciar tu jornada de trabajo.

 

No te sientas desmotivado, ¡no estás solo!

Aunque estos cuatro antídotos para superar la desmotivación son muy poderosos si los practicas con frecuencia, habrá días en los que por mucho que lo intentes, no te sentirás suficientemente motivado.

En esos días necesitas perdonarte a ti mismo y concederte una pausa.

Ni tú ni yo somos robots que podamos dar a un botón y estar siempre contentos y felices. Todos tenemos en algún momento dificultades para mantenernos motivados e inspirados.

Pero lo que sí podemos hacer es luchar para seguir adelante, estimularnos y ver el lado bueno de las cosas para lograr nuestros objetivos.

Mantente laborioso, no te quedes parado y ACTÚA. Las acciones correctas que debas tomar no siempre serán claras, pero cuanto más practiques, más fácil te será acertar. Y este es el único camino que debes seguir para alcanzar lo que realmente siempre has deseado.

 

Desmotivado

 

Me interesa mucho tu opinión y me encantaría saber qué es lo que piensas sobre este tema. Déjame aquí abajo un comentario y contéstame a estas preguntas:

 

¿Qué es lo que haces tú cuanto te sientes desmotivado o desmotivada? ¿Qué es lo que te ayuda a levantarte y seguir adelante?

Shares
The following two tabs change content below.
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

149 comments on “Las 4 razones por las que estás desmotivado (y los antídotos para cada una)

  1. Me siento desmotivada totalmente. Nada me divierte ni me interesa. Quiero dormir todo el día, pero me aterra cuando pienso que así se me va la vida. Me anoto a mil proyectos con entusiasmo y después termino abandonando por aburrimiento. No sé cuál sería mi consulta, no hay consulta. Solo quería expresar este sentimiento de vacío que no quiero que me siga habitando.

    • Siento mucho que estés pasando por esa situación Carolina, pero si te sientes así, debe de haber una razón para ello. Mira en tu interior y lee las razones de arriba: sólo haciendo una introspección dentro de ti podrás saber cuál es el problema.

      Ánimo y no te rindas, todo tiene solución!

  2. Hola Tengo 31 años, trabajo como contadora en una firma auditora no tengo titulo más por experiencia ingrese y he trabajado en esa carrera todo el tiempo tengo un título de confección industrial no sé por qué nunca ejerci ahora me
    Siento sin saber que hacer ingrese a la universidad para obtener el título de contadora más no me ha ido bien me siento desmotivaba no me concentro he perdido ya diferentes materias he ingresado a 7 semestres pero no logro continuar siento que no tengo tiempo parece que no me apasiona a pesar de trabajar en esa área las materias se me complican mucho me siento muy desmotivada ahora me he casado y tengo 2 hijos siento que soy una irresponsable por gastar un dinero que podemos invertir en otra caso para la familia quiero iniciar un negocia pero tengo mucho temor de salir del trabajo y no tener más ingresos mi trabajo me tiene muy desmotivada siento que soy un robot una máquina de cumplir y cumplir dentro de un horario extendido en este último año he tenido un retroceso laboral por cambios de estructura en la
    Empresa han pasado los años y no me siento feliz con lo que hago y el tiempo que invierto me siento egoísta con mi casa e hijos por
    El
    Tiempo que no puedo darles siento que no hago lo que me gusta desde adolescente decía que soy contadora a pesar de no segir esa carrera creo por pensar que mi carera propia no me orgullecia no tengo una carrera definida En fin no sé qué hacer con mi vida

    • Sandy, no te sientas mal por haber gastado ese dinero en ingresar a la universidad para obtener el título de contadora, porque lo hiciste con tu mejor intención.

      Lo que está claro es que ese trabajo no te motiva, y empezar a estudiarlo para tener el título no es tu solución porque al no llenarte ese área, sólo estás consiguiendo desmotivarte más.

      Piensa bien qué es lo que de verdad quieres hacer en tu vida: ¿te apasiona la confección industrial que es lo que estudiaste? Ve a por ello! ¿Cuando piensas en dónde te gustaría trabajar, te ves en otro tipo de empleo? Empieza a estudiar para dedicarte a eso 🙂

      Sólo debes dar el paso para alcanzar lo que realmente quieres hacer 😉

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

17 − 6 =

About the Author

Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.